Provinciales

Reforma jubilatoria: “Es terrible que el privado vaya a seguir aportando el 1,5% de ingresos brutos”, dijo Gallardo

La ex titular de la OSEF, Margarita Gallardo, cuestionó la falta de información sobre la sustentabilidad del régimen modificado, y dudó del conocimiento técnico de los legisladores. “Estoy preocupada y desolada por la falta de políticas” dijo, y calificó a la Ley de “compromiso de campaña”.


En el marco de las repercusiones que se produjeron luego de la aprobación este lunes por la Legislatura de una reforma al sistema de jubilación del sector estatal de la provincia, la ex directora de la obra social provincial, y referente del sector jubilados, Margarita Gallardo, desplegó un manto de dudas sobre la sustentabilidad futura del sistema que, por unanimidad, los legisladores reformaron.


“Es un sálvese quien pueda” alertó gravemente Gallardo por FM Master’s como su primera reacción, y con su habitual efusividad. “Estoy preocupada y desolada por la falta de políticas. ¿Qué pensaban los legisladores a la hora de votar esta u otras leyes? Nadie lo sabe, porque lo único que se vio es que levantaban la mano por unanimidad” describió habiendo sido espectadora de toda la sesión, de punta a punta.


Su principal queja apuntó al conocimiento técnico con el que los parlamentarios afrontaron la modificación del régimen: “La conformación de este cuerpo no nos permite conocer bajo qué diseño, bajo qué argumento o idea votaron. No lo puedo decir, desconozco la capacidad técnica de los 15 legisladores para opinar de un tema tan técnico”, añadió a su crítica.


Dentro de la gran desolación en la que manifiesta encontrarse, sin saber cuál es la sustentación política y técnica que derivó en la modificación del régimen previsional, Gallardo expresó su indignación cuando “en medio del repudio por la 19640, bajamos la edad jubilatoria. Es muy difícil de entender, no sé si será mi edad”.


Luego consideró que “se va a premiar a los que superen los 60 años que se van a jubilar con el 82%, que son muy pocos, no es el común, el ingresante a partir del año que viene va a estar manteniendo a los jubilados con un aporte de un 7% más” en relación a lo que entiende será un incremento en los aportes jubilatorios de los trabajadores.


Por eso cuestionó que “estaban todos muy contentos los legisladores” mientras a los jubilados “nos cuesta entender, es muy confusa la ley”, a la espera de la reglamentación que pueda traer algo de claridad.


La referente del sector pasivo repasó las principales modificaciones introducidas, como por ejemplo que en el sector docente se estipuló 25 años de aporte, mínimo de 12 horas cátedra frente al aula y edad también mínima de 50 años para poder jubilarse.


En tanto, para los trabajadores no docentes se dispuso una transitoriedad hasta el 2027 de las condiciones, 30 años de aportes, 20 de ellos a la Caja fueguina, 55 años de edad mínima con haber del 72%, incrementándose un punto porcentual por año hasta los 59 años.


“Desconocemos la cantidad de jubilados que se pueda incrementar, supongo que es un número importante” admitió Gallardo en medio de la confusión generalizada.


También criticó la continuidad de la emergencia previsional pese a los cambios, lo que calificó de “terrible que el privado va a seguir aportando el 1,5% de ingresos brutos”. Y también reparó en el aumento gradual, y eventual, del aporte de los trabajadores, de un 0,50% anual hasta un tope del 2% en caso de continuar el déficit y que lo define el Ejecutivo.


“Me parece una ley hecha como un compromiso de campaña, medio de prepo, más que una ley a conciencia dónde podamos ver los números” se quejó globalmente Margarita Gallardo luego de la sanción. “Me preocupa el desconocimiento de la sustentabilidad de un régimen, porque nadie en este momento puede saber de qué franja estamos hablando de jubilados, no sé dónde vamos a estar en tres años, lo desconozco” resumió su crítica finalmente.

Fuente: Fm Master / El diario del Fin del Mundo

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: