Provinciales

Se restauraron 110 hectáreas de bosque nativo

La implantación es en la zona donde ocurrió el incendio del año 2008, en la Reserva Forestal de Producción denominada “Lote 93”, que afectó aproximadamente 3.500 ha de bosques nativos de Lenga y Ñire.

La Dirección General de Desarrollo Forestal informó que al cierre de la temporada 2022, se ha logrado restaurar una superficie de más de 110 hectáreas, plantando una cantidad superior a las 60.000 plantas de la especie Lenga, con prendimiento efectivo.


El informe consigna que se realiza “un monitoreo constante del proceso de restauración de las áreas plantadas, determinando hasta el momento resultados muy alentadores y positivos en referencia al desarrollo de las plantas de Lenga, las que presentan excelentes signos de recuperación de sitios degradados”.

El documento además señala que en el marco de la Ley Nacional de Protección de Bosques Nativos N° 26331 y la Ley Provincial N° 869, la Dirección General de Desarrollo Forestal desarrolla acciones concretas con el objetivo de restablecer el bosque nativo perdido a partir de la plantación de árboles de la especie Lenga sobre los sitios afectados por el mencionado incendio.


“La iniciativa de restaurar los ambientes de bosques nativos de Lenga pretende impulsar el proceso de recuperar los bienes y funciones eco sistémicos de los bosques degradados por causa de Incendios forestales”, subraya otra parte del informe.

Para cada campaña de plantación se extraen pequeñas plantas del bosque nativo, las que pasan por un proceso de envasado con sustratos nutritivos y cuidados especiales, quedando depositadas por un período de tiempo dentro del Vivero Forestal provincial ubicado en el predio del Ministerio de Producción y Ambiente en la ciudad de Tolhuin. De esta manera se promueve su aclimatación y desarrollo con las mejores condiciones, para posteriormente llevarlas al lugar definitivo de plantación.


Antes de la plantación se establecen núcleos de instalación, teniendo en cuenta las características del suelo, exposición al sol, protección de las plántulas, entre otros factores. Luego las plantas son trasladadas con mucho cuidado desde el Vivero Forestal a los sitios de plantación, para posteriormente plantación. El ahoyado se realiza con herramientas plantadoras especiales, retiro del envase de la plántula, colocación y apisonado del pan de tierra.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: