Provinciales

Comienzan a funcionar los aerogeneradores experimentales

En el marco del proyecto “Energía Eólica en Tierra del Fuego” llevado a cabo por el consorcio ENERGAT, conformador por la Cooperativa Eléctrica de Río Grande y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), tres de las cuatro turbinas eólicas instaladas en Río Grande, Radman y Tolhuin comenzaron a producir energía renovable en la provincia. De este modo “el 75 por ciento del proyecto ya está en marcha” destacó el Ing. Aeron. Pablo Lerzo, director Técnico del proyecto. Es así, que la turbina de 5KW ubicada en la zona de Radman funciona fuera de la red de distribución entregando energía las 24 horas a Gendarmería Nacional, Migraciones y al AFIP, puestos de ese paso fronterizo. Por su parte, la turbina de 30 KW instalada en el Cabo Domingo está produciendo energía para la red de distribución pública de la Cooperativa Eléctrica de la ciudad de Río Grande; mientras que la turbina de 5 KW situada en Tolhuin se encuentra generando energía y acumulándola en su banco de batería. “Se han superado las primeras etapas y más complejas del proyecto. Por un lado se ha logrado el proceso de adquisición, es decir la compra y entrega de las turbinas. Y por otro lado, se han resuelto los inconvenientes de tipo administrativo, regulatorios y ambientales para permitir que las cuatro turbinas estén cada una ubicadas en las locaciones que el proyecto proveía” comentó Pablo Lerzo. Objetivos del proyecto Los objetivos del proyecto tiene que ver con cuestiones experimentales, por ejemplo, se pretenden estudiar los fenómenos del engelamiento en la producción eoloeléctrica, es decir, cómo incide la formación de hielo y acumulación de nieve en los bordes de las palas de estas turbinas, lo cual incide en su vida útil y en la producción eléctrica. Tiende también, a dar respuesta a los efectos de la corrosión salina de las turbinas expuestas a vientos con alto contenido de sal proveniente del Canal de Beagle. Además, “en este proceso se está estudiando el resultado de la erosión de micropartículas de polvo que hay en la aire y que condiciona la durabilidad de los equipos. Y por último también analizamos los efectos de la delaminación de las palas que están expuestas a dosis muy altas de radiación propias de la latitud en que está ubicada nuestra provincia” agregó el director del proyecto. La intención del proyecto, mediante la escritura de una serie de documentos científicos producto de un proceso de investigación, es aportar con información a los futuros parques eólicos que pretendan instalarse en Tierra del Fuego. “Toda esta información va acompañada del trazado de un mapa de potencial eólico que es la herramienta principal para cualquier iniciativa productiva” informó el especialista.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: