Provinciales

El puerto de Ushuaia fue el de mayor recaladas en Sudamérica

Tras la paralización que vivió el turismo marítimo a nivel mundial durante el 2021 por efecto de la pandemia de COVID-19, el movimiento de cruceros registrado a lo largo de la temporada 21/22 posicionó al Puerto de Ushuaia como el mayor movimiento de cruceros, a pesar de que Brasil cerró sus fronteras, dejando sólo los cruceros para la navegación interior lo que generó que algunas líneas de cruceros bioceánicos no llegarán a la región sur del continente.


Roberto Murcia, Presidente de la Dirección Provincia de Puertos, explicó que las 230 recaladas registradas entre el 7 de noviembre de 2021 y el 10 de abril de este año estuvieron vinculadas mayoritariamente con la actividad de los Cruceros Antárticos “que es casi exclusiva del puerto de Ushuaia como puerta de entrada a la Antártida”.


En el marco de la primera jornada de la IV Conferencia Hemisférica sobre Hidrovías, Puertos Interiores y de Cruceros, el funcionario recordó que hasta el 2019-2020 “veníamos de temporadas normales, pero después por la pandemia se suspendió la temporada 2021”, pero con la posterior recuperación paulatina de la actividad, el Puerto de Ushuaia “con 230 recaladas se convirtió en el puerto de mayor movimiento de Sudamérica”.

Ya de cara a la temporada venidera señaló que con “la puesta en marcha de todas las empresas, la perspectiva de crecimiento es de 570 recaladas”, casi triplicar el movimiento de la temporada anterior, ya que en “todos los puertos están incrementando la cantidad de recaladas, lo que se traduce en más turismo y mayor crecimiento económico, por lo que tenemos que estar preparados para recibir esa cantidad de turistas, y me refiero no sólo al puerto sino a la misma ciudad de Ushuaia”, apuntó.


Durante la conferencia también expusieron los representantes de la Comisión Interamericana de Puertos, destacando la complementariedad de todos los países en cuanto a la conectividad, principalmente en la actividad de los cruceros.

Murcia destacó la importancia que tienen este tipo de encuentros, ya que dijo permiten conocer “como trabajan los otros puertos, que técnicas nuevas desarrollan, como se implementan nuevos protocolos, cual es la visión desde el punto de vista de los nuevos cruceros y cuál es la expectativa que tiene cada uno de los países porque en las rutas oceánicas no hay exclusividad de puertos sino complemento de todos, por lo que si uno de ellos no opera, la línea no funciona”, explicó.

Como ejemplo de ello refirió lo ocurrido con Brasil la pasada temporada, cuando por razones sanitarias “cerró sus fronteras, dejando sólo los cruceros para la navegación interior”, lo que afectó el movimiento en los puertos de Uruguay, Chile y Argentina.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: