Provinciales

Jorge Sarabia: «hay falta de equipamiento, falta de infraestructura en el HRU»

El secretario adjunto de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad, Jorge Saravia, dialogó con Radio Nacional Ushuaia sobre la situación de la salud en la provincia.

Sarabia se manifestó con respecto al Hospital Regional de Ushuaia que “hay falta de equipamiento, falta de infraestructura. La recaudación propia ha decaído un montón y en el hospital de Ushuaia no se está recaudando absolutamente nada. Los hospitales fueron cerrados prácticamente en la provincia y se dejó disponible la internación, terapia y guardias de emergencia. El resto de los servicios no estuvo en funcionamiento y eso trajo una paralización en la facturación que se venía desarrollando. Hoy está costando poner en marcha de nuevo esa rueda de ingresos de los hospitales. Eso dificulta volver al grado de atención que teníamos antes de la pandemia en materia de consultorios, de especialidades, y el recurso humano para otros servicios, como por ejemplo higiene hospitalaria”, expresó.

También dijo que luego del incendio sufrido por el hospital, hay demora la puesta en marcha de toda la estructura.

Agregó que “se ha quintuplicado la atención en las guardias, al cerrarse el servicio de consultorios y otras dependencias del hospital por la pandemia. Se han resentido las guardias de emergencia, tanto de adultos como de maternidad y pediatría. La atención de consultorio se deriva al privado, pero al cortarse las prestaciones, el hospital de ninguna manera puede contener esa demanda”.

También se le preguntó sobre la falta de alimentos para pacientes internados y personal. “En forma esporádica hay falta de insumos en la cocina. Por ahí es de carácter general y a veces de carácter específico. La cocina no prepara un solo menú para todos los internados sino varias dietas, de acuerdo a las patologías de la gente. Muchas veces no se cuenta con la alimentación específica para el tipo de paciente. Hemos puesto como ejemplo los alimentos sin TACC, porque tenemos pacientes internados que lo necesitan y no se cuenta con ellos. Esto tiene que ver con la falta de recaudación, y supongo que con la falta de pago en tiempo y forma a proveedores. El hecho es que a veces existe necesidad de insumos y la gente de la cocina se ve complicada para elaborar la dieta del día. Ahora se ha repuesto todo lo que hacía falta, pero hay que ver hasta cuándo alcanza y cuándo se vuelve a producir una demanda como la que hubo”, expresó.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: