Nacionales

Día de la Memoria: ARBA digitaliza imágenes para identificar centros clandestinos

La provincia de Buenos Aires comenzó a digitalizar archivos fotográficos aéreos para reconstruir cómo eran los centros clandestinos de la dictadura. Serán apoyo probatorio para causas judiciales además de archivo de memoria.

Con imágenes aéreas cartográficas tomadas entre los años 1970 y 1980, correspondientes a 82 sitios donde funcionaban centros clandestinos de detención, la provincia de Buenos Aires digitalizó el material para sumarlo al Archivo Provincial de la Memoria y contribuir al resguardo documental del accionar del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívica y militar.

Se trata de un trabajo realizado por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) como parte del proyecto que desarrolla con la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense.

Hasta el momento, la Agencia de Recaudación digitalizó imágenes de unos 82 lugares históricos vinculados con el terrorismo de Estado, en su mayoría centros clandestinos de detención, y prevé avanzar progresivamente hasta identificar un total de 233 sitios, ubicados en 41 distritos del territorio bonaerense.

Las imágenes fueron obtenidas del archivo de planos de Catastro y Geodesia de ARBA que, respecto de la década del ‘70, posee fotogramas correspondientes a vuelos aerofotogramétricos realizados en 1970, 1972, 1978 y 1979. Este tipo de fotografías se utilizaban en la época como base para desarrollar cartografía y contar con información territorial.

El director de ARBA, Cristian Girard, destacó que la decisión significa «un aporte para avanzar en nuestro organismo con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, en el marco de la tarea que llevamos adelante con las distintas áreas que dependen del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia”.

“Son fotogramas aéreos de la década del ´70 que resultan muy importantes desde una perspectiva histórica, porque contribuyen a identificar sitios de la memoria y, a la vez, representan un registro documental que queda a disposición de todo el pueblo bonaerense a través del Archivo Provincial de la Memoria”, explicó Girard.

Las fotografías permite ver la morfología de los centros clandestinos, y observar detalles que el paso del tiempo fue borrando. «Esto es muy valioso a la hora de reconstruir los hechos, porque suele suceder que en los testimonios se tomen como referencia lugares, objetos o construcciones que hoy desaparecieron y facilitan la identificación de los sitios y contribuyen para avanzar con la verdad y la justicia”, sostuvo.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: