Editoriales

El ex funcionario bertonista ahora periodista sensacionalista

por Martín Alfaro

Es curioso cómo de a poco normalizamos situaciones cíclicas en Tierra del Fuego.

Esta mañana un ex funcionario bertonista, devenido en comunicador, publicó una fake news sobre el supuesto colapso en el servicio de internación en terapia intensiva del Hospital Regional Ushuaia.

La información fue desmentida a las pocas horas por el Ministerio de salud de la provincia que pidió a los medios de comunicación chequear la información en medios oficiales.

No contento con la desmentida, el ex funcionario bertonista aseguró que el Gobierno de la Provincia en vez de responder con información, lo hace con propaganda.

La réplica es curiosa de un hombre que perteneció a una gestión que bombardeó con propaganda millonaria en medios provinciales y nacionales queriéndonos convencer de la conveniencia de una ruta costera que pretendía arrasar con el bosque nativo y el patrimonio cultural, intentando así justificar el negocio de algunos pocos.

Es curioso que este ex funcionario bertonista hable de “pésimas condiciones de infraestructura del Hospital Público de la capital” cuando su gobierno dilapidó el sistema público de salud congelando sueldos de personal y profesionales médicos durante años.

Fue la misma gestión que encaró una obra del Hospital Regional Ushuaia plagada de errores técnicos lanzada a la que te criaste porque se venía encima una elección de medio término.

Las consecuencias de esa especulación electoral todavía la estamos pagando con una obra que hubo que rediseñar en su totalidad y aún no se concluye.

Podría extenderme aún más y hablar de cómo informaba el gobierno de Bertone.

Decir que el área la administraba un funcionario que creó una red de trolls para contestar voces disidentes y no dudaba en apretar periodistas. Pero hablar de eso sería hacerla muy larga.

El ex funcionario bertonista hoy administra un medio de comunicación y pretende -desde este nuevo lugar- nos informemos de la actualidad. Claro, creyendo que él y su gobierno no es responsable de ninguno de los males de esta provincia.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: