Nacionales

Especialistas piden que los protectores solares sean categorizados como medicamentos

En nuestro país, los protectores solares son considerados productos cosméticos, no medicamentos, por lo que su precio es fijado libremente por el laboratorio productor y, en general, no tienen cobertura por parte de obras sociales o prepagas.

Con el comienzo de una nueva temporada veraniega, especialistas subrayaron la importancia de recategorizar los protectores solares como medicamentos y no como productos cosméticos e incluirlos en el Programa Médico Obligatorio (PMO), al advertir que su eficacia está comprobada para la prevención del cáncer de piel y el fotoenvejecimiento.

En nuestro país, los protectores solares son considerados productos cosméticos, no medicamentos, por lo que su precio es fijado libremente por el laboratorio productor y, en general, no tienen cobertura por parte de obras sociales o prepagas.

En el ámbito del Ministerio de Salud se viene estudiando la posibilidad de implementar una política de producción pública de protectores solares para garantizar el acceso, según remarcó este viernes la titular de la cartera, Carlos Vizzotti, en declaraciones a Radio con Vos, pero aclaró que su implementación demanda tiempo.

La prevención del cáncer de piel es el objetivo principal de estas acciones ya que, según advierte la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), es «el más común (de los tipos de cáncer) y, tratado a tiempo, es el que mayor posibilidad de cura tiene».

El médico Andrés Politi, miembro de la SAD, dijo a Télam que «históricamente los bronceadores eran productos cosméticos para mejorar el color del bronceado y los protectores solares heredaron esa categorización y no fueron incluidos hasta el presente como medicamentos o dispositivos para la salud a pesar de haber probado ampliamente que reducen la incidencia de cáncer de piel».

Y añadió que desde hace año «nos pronunciamos en forma reiterada sobre la necesidad de incorporar a los protectores solares como medicamentos eficaces para prevenir el cáncer cutáneo (poseen múltiples y complejas moléculas que absorben, reflejan y dispersan las radiaciones solares)» pero «lamentablemente solo existe un proyecto del año 2019 presentado en la Cámara de Diputados que aún no ha tenido tratamiento», añadió Politi.

El especialista aseveró que sería de «gran impacto» la recategorización porque facilita su llegada a beneficiarios de programas oficiales y de obras sociales ya que «el costo es un factor limitante».

Según informaron a Télam autoridades del Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar), basado en filtros solares de las principales marcas elaboradas por laboratorios nacionales, entre enero de 2020 y diciembre de 2021 el valor de los protectores subieron hasta un 117%.

Según explicó el presidente de la entidad, Rubén Sajem, en Argentina «son muy pocos los laboratorios que fabrican protectores y, por lo general, tiene la referencia de productos importados que son muy caros. Siempre son dos o tres marcas las que se pueden conseguir y «si uno compara los precios en relación a los importados más o menos son los mismos».

Un breve relevamiento en supermercados, farmacias y comercios en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) da cuenta de que el valor de una pantalla solar de protección 50 o superior de marcas nacionales tienen valores superiores a los 1.000 pesos para potes de 200 ml, mientras que para marcas internacionales, puede superar los 2.500 pesos.

En el listado del programa de Precios Cuidados se pueden encontrar las opciones de protectores solar Protect & Bronze FPS 15 de marca Nivea en crema por 200 ml con un costo de 779 pesos y Protect & Hydrate FPS 40 Nivea 200 ml a 810,00 pesos.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: