Provinciales

«No estoy orgulloso de lo que me pasó”, dijo el turista israelí rescatado en el Ojo del Albino

Eitan Shaked, el turista israelí que sobrevivió 24 horas dentro de una grieta próxima al glaciar Ojo del Albino, se recupera de las lesiones sufridas durante el accidente.En una publicación de Instagram, relató el traumático episodio que le tocó vivir y agradeció al equipo de rescatistas y profesionales de la salud que le salvaron la vida.

Shaked, según contó en sus redes sociales, realizaba una caminata hacia el glaciar Ojo del Albino, ubicado unos 20 kilómetros al noreste de la capital fueguina, cuando equivocó el camino y cayó unos 10 metros por el interior de una grieta en la montaña, lo que le provocó lesiones en un ojo, un codo, una pierna y la pelvis.

EL joven, de 23 años, quedó atrapado en el lugar, sobre el curso de un hilo de agua del glaciar, y debió pasar la noche soportando las bajas temperaturas de la zona. Horas después, gracias a un guía que circulaba por la zona y escuchó sus gritos de auxilio, fue rescatado por integrantes de la Comisión de Auxilio de Ushuaia.

«No estoy orgulloso de lo que me pasó, pero me alegro de que haya terminado así. Después de que me enfermé de cáncer hace unos años, lidiar con la muerte de cerca por segunda vez en la vida no es algo sencillo«, reflexionó Shaked en el posteo de Instagram.

La publicación incluye una serie de videos filmados el día del accidente. «Me caí, espero que mi ojo se arregle. Creo que me rompí la mano y el pie. No sé qué pasará, el ojo me duele mucho», se lo escucha decir en uno de ellos. Otro, filmado tiempo después, lo muestra desmejorado, con sangre recorriéndole el rostro y con principio de hipotermia.

Según contó este domingo a sus seguidores de Instagram, llevaba galletas dentro de un bolso, y su plan era comer dos por día y beber agua del riachuelo que le pasaba cerca, para intentar sobrevivir el mayor tiempo posible hasta que lo rescataran. 

En la publicación, también recordó la desesperación que sintió al ver pasar varios helicópteros sobrevolando el lugar sin advertir su presencia. Cuando finalmente fue hallado por un grupo de 7 rescatistas equipados con cuerdas y material técnico, intervino un helicóptero de la empresa «HeliUshuaia» que ofreció ayuda para el rescate. 

El piloto Roberto Valdes, al mando de la nave, llegó al sitio de la grieta y sin posarse en el suelo, debido a las irregularidades del terreno, logró que subieran la camilla con el accidentado que de inmediato fue llevado hasta la ciudad, en una compleja y arriesgada maniobra.

«Quisiera agradecer al asombroso y habilidoso equipo de rescate» y «al personal médico de Ushuaia que me atiende profesionalmente«, expresó el joven. 

«También agradezco a todas las personas que me rodean, ya sea aquí en la ciudad o en todo el mundo, que ayudan y están interesadas en mi bienestar. Siempre es divertido redescubrir lo buena que es la raza humana«, añadió.

Y concluyó: «Hay que cuidarse con responsabilidad. Ypara todos los viajeros: Vuele en su viaje pero trate de no volar de su viaje».

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: