Provinciales

Encontraron al biólogo alemán que había desaparecido en Villa Urquiza

Unos días antes de su cumpleaños, Sven Thatje se fue de la casa en la que se estaba alojando tras discutir con la dueña de la propiedad y desde entonces se desconocía su paradero. Lo hallaron en Puerto Madero. El biológo tiene proyectado radicarse en Tierra del Fuego y ser parte del equipo de trabajo del CADIC.

Fuentes de la Policía de la Ciudad confirmaron que encontraron durante la madrugada de este sábado a Sven Thatje, el biólogo alemán que había desaparecido justo antes de su cumpleaños tras marcharse de la casa de unos colegas, en la que estaba alojado desde que llegó a la Argentina.

Tras un operativo realizado por el personal de la Comisaría Vecinal 1E y de la división Búsqueda de Personas de la mencionada fuerza de seguridad, se logró hallar a este individuo en pleno barrio porteño de Puerto Madero.

Según precisaron fuentes policiales, un móvil que circulaba por la zona observó cerca de la 1.20 de este sábado a un masculino “con similares características” físicas a las del hombre desaparecido, deambulando solo sobra la calle Alicia Moreau de Justo al 854.

Fue entonces que el oficial mayor Jonatan Verduguez se acercó a él y, tras comprobar que estaba en buen estado de salud, lo trasladó hasta la mencionada comisaría vecinal para terminar de corroborar los datos pertinentes.

Una vez en la dependencia, los uniformados se comunicaron con el servicia de emergencia del SAME que a los pocos minutos llegó al lugar con una ambulancia y confirmó que el biólogo se encontraba consciente, ubicado en tiempo y espacio, y que no era necesario derivarlo a un hospital, aunque le recomendaron un control clínico en los próximos días.

Las fuentes consultadas detallaron que como el profesional habla español pudo explicar lo sucedido y ratificó la versión de que se fue de la casa en la que se estaba alojando por una discusión que tuvo con la propietaria.

También contó que durante este tiempo estuvo “caminando mucho” y aseguró que se trasladó por sus propios medios desde la vivienda ubicada en Villa Urquiza, donde dejó todas sus pertenencias, hasta Puerto Madero.

Por el momento, Thatje permanecía en la comisaría, aunque la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional de los distritos Saavedra y Núñez, a cargo de la doctora Gisella Belén Caronte, ya ordenó que se le tome declaración con interprete y que luego sea trasladado por brigada de búsqueda de personas.

Mientras estuvo desaparecido, el extranjero cumplió 47 años y, según detallaron fuentes policiales, actualmente “entendía todo, estaba tranquilo e incluso se estaba alimentando” dentro de la comisaría.

El biólogo alemán era intensamente buscado desde el pasado miércoles, cuando salió de la vivienda donde se alojaba ubicada en la intersección de las calles Altolaguirre y Manuela Pedraza en el barrio porteño de Villa Urquiza.

uno de sus amigos y colegas contó que Thatje dejó todo en su lugar de residencia, Inglaterra, para radicarse en Tierra del Fuego e incorporarse a un equipo de trabajo. Incluso, antes de viajar vendió su casa y visitó a su madre en Alemania para despedirse.

Una vez que arribó a Argentina, el hombre se instaló en la casa de una pareja, también biólogos e integrantes del grupo laboral, donde comenzó a tener comportamientos extraños.

En su entorno lo describen como una persona inteligente, que dedica su vida al trabajo y que en los últimos días se encontraba poco comunicativo y aislado. “Estaba más aislado de lo común”, resaltó uno de sus amigos.

Antes de desaparecer, Thatje tuvo una discusión con la dueña de la vivienda por “temas domésticos”. “Se enojó, se puso violento y se fue a su habitación. Al rato dijo que salía a caminar”, describieron a este medio. En el lugar dejó todas sus pertenencias: valijas, computadora, pasaporte, celular y billetera.

El hombre tuvo problemas psiquiátricos en el pasado por los cuales estuvo bajo tratamiento y con medicación, aunque se desconoce la posible patología y descartan que en el presente estuviera bajo revisión médica.

Como el viernes último fue su cumpleaños, algunos colegas se comunicaron de forma virtual con la madre del biólogo para consultarle si habían hablado, pero la respuesta fue negativa. “La mujer no se mostró alarmada”, relataron.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: