Nacionales

Por la inestabilidad cambiaria, cayó la industria

La falta de dólares en las reservas redundó en medidas que restringieron las importaciones y la adquisición de insumos productivos. Se esperaba un bajón en octubre para el sector fabril pero fue mayor a lo esperado y la caída llegó al 5,7% respecto al mes previo. Sin embargo, desde el Gobierno señalan, en base a los datos adelantados, una nueva suba abultada en noviembre.

La industria cayó mucho más que lo esperado durante octubre y consolidó así una tendencia que se viene observando: aunque se trata de uno de los sectores con recuperación pandémica más extraordinaria de la economía local, con un rendimiento destacado también a nivel global, en los últimos meses esa trayectoria ascendente se volvió inestable, con muchas subas y caídas. En octubre jugó en contra la restricción importadora y la contracción fue de 5,7%. En lo que va del año apenas logró acumular un crecimiento de 0,9%, respecto diciembre del 2020. Para noviembre se proyecta una nueva recuperación.

El Indec publicó el Índice de Producción Industral (IPI) manufacturero de octubre, que creció 4,3% interanual, aunque esa comparación es contra un 2020 bastante bajo aun, por la fuerte contracción que había generado la Fase 1. Además, si se compara con septiembre se observa una desacelearación fuerte, ya que en ese entonces se había registrado un crecimiento interanual de 10%. Al comparar contra el mismo mes del 2019, con el que cerró la gestión Cambiemos, todavía se observa un crecimiento de 1,3%, lo que implica una importante desaceleración respecto al 14,3% de septiembre.

La caída para octubre era esperada. Las medidas con las que el BCRA intentó cuidar las reservas y afectaron a los pagos de importaciones también podían generar menor disponibilidad de insumos. La cuestión cambiaria termina siendo, como de costumbre, de gran influencia en la dinámica del crecimiento, aunque cabe destacar que una devaluación, instancia que el Central logró evitar en los últimos dos años, sería mucho peor. Y por eso justamente la industria logró recuperar más que lo perdido en pandemia. Desde el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) ya habían adelantado una baja de 0,9% respecto a septiembre, en base al IPI-Cammesa, que mide el consumo de electricidad de las fábricas.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: