Nacionales

La Anónima y otros 5 supermercados concentran el 80% de las ventas de alimentos

Los oligopolios fueron puestos una vez más en tela de juicio por su rol en la escalada de precios y la alta inflación en todo el país

Seis grandes cadenas de supermercados e hipermercados, de origen nacional e internacional, concentran el 80% de las ventas en el país, según el CEPA. Son Carrefour (Francia), Cencosud (Chile) —dueña de las tiendas Disco, Jumbo y Vea—, Coto (Argentina), Walmart (Argentina, adquirida en 2020 por el empresario y exdiputado Francisco De Narváez) —que incluye la cadena Chango Más—, La Anónima (Argentina) y Día (España).

Las tensas negociaciones entre la Secretaría de Comercio Interior de Argentina con los principales eslabones en la cadena de manufactura y venta de alimentos, puso nuevamente en tela de juicio el rol de los oligopolios en este rubro como factor que incide en los aumentos de precios y la inflación. 

La relación entre el gobierno nacional y las grandes corporaciones productoras y distribuidoras de alimentos en Argentina se recalentó en las últimas semanas por la resistencia de muchas empresas a la finalmente sancionada ley de etiquetado frontal que advertirá sobre los excesos de grasas saturadas, sodio y azúcar en los alimentos y bebidas.

Pero sobre todo a partir de una tensa negociación para establecer un nuevo programa de control de precios congelados por tres meses para una canasta de más de 1.400 alimentos y otros artículos de consumo masivo, también rechazada por algunos de los principales productores de comida y bebida industriales y de las más grandes cadenas de supermercados.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en septiembre de 2021, la canasta básica alimentaria tuvo un aumento interanual de 54,5% y el índice de precios al consumidor, de 52,4%. En el último año, el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas mostró aumentos mensuales por encima del promedio general en siete de los 12 meses, según relevó América Retail.

“La inflación es multicausal. ¿Cuáles son los factores que influyen? No podés decir que es por emisión monetaria porque hoy en Argentina en términos reales es negativa. Tampoco que es por demanda porque tenés la capacidad instalada utilizada entre el 60 y 65%, podrías producir más”, dijo a Sputnik Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

El economista continuó argumentando que hay una caída generalizada de los ingresos y tampoco se puede explicar como un problema de costos porque ninguno de los principales supera la inflación: el tipo de cambio —tanto el oficial como el paralelo—, el combustible, las tarifas, todos aumentaron muy por debajo que los precios de los productos al consumidor.

Los marcadores de precios afectan tanto a consumidores directos como para el establecimiento de valores de referencia para los mercados minoristas y de cercanía. El contexto suma la complejidad de que el gobierno nacional tuvo una dura derrota en las elecciones primarias del 12 de septiembre y espera revertir la situación de cara a las definitivas del 14 de noviembre.

Los aumentos descontrolados de precios consumen los recientes aumentos en los salarios mínimos y jubilaciones, entre otras medidas diseñadas para fortalecer el poder adquisitivo de una sociedad que tiene más de 40% de la población debajo de la línea de pobreza.

Según la última Encuesta Permanente de Hogares publicada por el INDEC (2017-2018), 22,7% del gasto familiar se destina, en promedio, a alimentos, pero en hogares de los sectores más vulnerables el promedio sube a 36%.

De acuerdo a América Retail, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), que representa a 35 cámaras sectoriales y de más de 14.500 empresas, fue la primera en alzar la voz y asegurar que “no están garantizadas las condiciones para conciliar frente al pedido de estabilización de precios” y que “las políticas de congelamiento no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación”.

El 74% de la facturación de los productos de góndola en esas cadenas corresponde a apenas 20 empresas, locales y extranjeras, rubros donde priman los duopolios en la mayoría de los segmentos más vendidos.

En el rubro lácteo, una sola compañía vende nueve de cada 10 litros de leche, la argentina Mastellone, dueña de la marca La Serenísima. En paralelo, domina con 70% del mercado de los subproductos como yogures en asociación con la multinacional francesa Danone, analizó la entidad. Mastellone anunció pérdidas de 828 millones de pesos en el primer trimestre de 2021 y de 1.470 millones de pesos en 2020.

Arcor posee 43% de las acciones de Mastellone. Es una empresa argentina y la principal productora de alimentos de consumo masivo nacional, primer productor mundial de caramelos duros y el principal exportador de golosinas de Argentina, Brasil, Chile y Perú. Además, es socia junto a Danone de la empresa Bagley, dedicada al rubro galletas.

Arcor cuenta con 40 marcas de productos de rubros como golosinas, chocolates, helados, mermeladas, salsas o conservas y 65% de sus ventas son dentro del país. Informó para el primer trimestre de 2021 un aumento en ventas de 9% interanual, al alcanzar ingresos por 53.672 millones de pesos (570 millones de dólares) y una ganancia de 3.857 millones de pesos (41 millones de dólares).

ChimangoNEWS!!! Te Interesa Suscribirte? NO SI
A %d blogueros les gusta esto: