Editoriales

Una de cal y una de arena

Hay una palabra que describe parte de la política de la Argentina: esa palabra es clientelismo. 

Esa palabra se aplica a las relaciones que se dan en los sectores más desamparados de la sociedad con la política. 

En una palabra se trata esto de personas que para acceder a las prestaciones del Estado (como salud, educación o alimentos) deben canjearlo por un voto o dejarse manipular políticamente. 

El clientelismo parece estar asociado a los grandes connurbanos como el gran Buenos Aires o el Gran Rosario. A pesar de eso este tipo de prácticas se filtran en la política fueguina. 

Hemos hablado en este espacio que el relanzamiento del programa Juana Manso permitirá que miles de argentinos puedan acceder a un derecho como la conectividad. 

Se trata de una continuidad del programa Conectar Igualdad que permitirá a los alumnos de colegios secundarios recibir computadorasademás de recursos de formación y acceso a herramientas como un aula virtual y unabiblioteca digital.

La primeraentrega de 81 mil equipos fue en julio y continua con nuevas entregas cada 30 días. La fabricación de las netbooks ya  genera puestos de trabajo en las plantas en Tierra del Fuego y otras fabricas de la Argentina. 

Ahora bien, ustedes recordarán que en julio pasado el intendente Walter Vuoto, junto al presidente Alberto Fernández y Luis Galli, CEO de NewSan anunciaron el lanzamiento del plan Conectar Igualdad Ushuaia. Se trata este de un microplan para dotar de Netbook a las escuelas experimentales de Ushuaia. 

Llegamos a noviembre y el Municipio de Ushuaia anunció que la fabricación de esos equipos se encuentra en la etapa final de la producción.

Hasta ahí no podemos hacer otra cosa que festejar que el acuerdo de gobiernos (Nación y Municipio) junto a sectores privados contribuyan a reducir la denominada brecha tecnológica en familias que no tienen la posibilidad de acceder a la adquisición de una Netbook que brinde contenidos educativos. 

El hecho repudiable es lo que conocimos este lunes a través de una gacetilla difundida por el Municipio de Ushuaia. Allí vimos que las Netbook que se distribuirán dentro de poco días a alumnos y alumnas tendrán una U grabada en su tapa, que identifica a la gestión Vuoto. 

El hecho podría leerse como un intento de hacer propaganda política en las escuelas municipales experimentales. 

La U en las netbooks del Estado Municipal lejos está de la institucionalidad que podría darle el escudo del Municipio de Ushuaia. 

El logo claramente busca identificar al equipo que recibirá cada niño o niña con la gestión de Walter Vuoto. 

Cambian los tiempos, cambian los momentos, cambian las figuras políticas pero las malas metodologías se mantienen. 

Repudiable fue en 2001 cuando el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Carlos Ruckauf distribuyó 800 mil pares de zapatillas con lengüetas que llevaban su firma. 

Fue ese un claro acto de clientelismo. La versión fueguina y ayornada la veremos en pocos días cuando la gestión de la U ingrese a las escuelas experimentales a concretar la entrega Netbook con un logo marquetinero casi más grande que una pantalla. 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: