Editoriales

PASO: Algo habrán hecho

Si fue una derrota con todas las letras. Lo decimos aunque los diarios del lunes hayan recortado el porcentaje de Yutrovic como el mas alto de las PASO para evitar contarle a sus lectores que todas las listas sumadas de Juntos por el Cambio superaron en 4 puntos a la  del Frente de Todos.

El dato es irrefutable. El oficialismo provincial -es decir el aparato de un gobierno provincial y tres municipios- cayó ante la desencajada oposición de Juntos por el Cambio. 

El saldo para el Frente de Todos fue negativo en casi toda la provincia salvo en el distrito Tolhuin que reúne sólo 18 mesas y 5 mil electores. En el resto de Tierra del Fuego -incluidas las mesas de la Antártida- las preferencias fueron en su gran y absoluta mayoría para Hector “Tito” Stefani.

La sorpresa de las Primarias fue el resultado obtenido en la ciudad del intendente que en dos años pretende ser gobernador de la Provincia. En Ushuaia -la ciudad en la que Yutrovic reside desde hace 30 años- la derrota del Frente de Todos fue la más amplia de toda la provincia. Acá la diferencia de Stefani fue de 8 puntos.

La paliza en Tierra del Fuego en manos de Juntos por el Cambio nadie la vio venir. Lo cierto que esto es producto de un cúmulo de factores.

El primero tiene que ver con el armado a presión de un frente que hace 60 días tenía a sus principales figuras desfilando por los medios, Superior Tribunal de Justicia y Legislatura, trenzados todos en una guerra mediática por la demora en la remisión de los fondos de coparticipación. El vuotismo y el melellismo se esmerilaron durante un año y medio ante la menor diferencia. Sin embargo para estos comicios terminaron integrando un forzado frente electoral.

El segundo factor no menos importante fue la sublevación de justicialistas que poco tiempo atrás decidió plantarse al presidente del PJ Walter Vuoto por omitir a referentes históricos peronistas en el armado de la conducción del partido.

De ese lado se pararon con críticas a la conducción del PJ, el ex  vicegobernador Juan Carlos Arcando, Ricardo Furlan y Federico Bilota, los últimos dos decidieron abandonar el  bloque del Frente de Todos en la Legislatura para crear un nuevo bloque y ubicarse como una alternativa peronista a la de Vuoto.

La elección de Carolina Yutrovic, una afiliada al Partido Social Patagónico, como candidata a diputada por el Frente de Todos fue otro de los factores de tensión dentro del núcleo duro del peronismo. Por esa elección, las legisladoras Andrea Freites y Myriam Martínez llegaron a decir que esperaban que el lugar lo ocupe una afiliada al peronismo. 

Al hecho de que el frente optó por no llevar una candidata peronista también se le suma que quedó sobrevolando en el aire la sensación de que el  sector empresarial vinculado con NewSan impuso el nombre de Yutrovic -supervisora de esa empresa durante años- para que sea la primera candidata.

Sin ir más lejos, pocos días antes de su elección -en un acto realizado en Casa Rosada- Luis Galli, CEO de NewSan dijo que con Yutrovic el gigante empresarial “se siente representado”.

Las cosas se hicieron de una forma retorcida desde el día uno de ese comienzo de campaña electoral. Nunca en esos 50 días previo a las elecciones PASO, los precandidatos a diputados Yutrovic y Guillermo Fernández trabajaron juntos. No se los vio juntos nunca ni en los spot, ni en las caminatas, entrevistas ni charlas.

La estrategia elaborada por la jefa de campaña, Victoria Vuoto llevó a que los dos integrantes de la lista recién se vean la cara tres días antes de las elecciones en el acto que el presidente Alberto Fernández encabezó en Tecnópolis a modo de cierre de la campaña electoral del Frente de Todos. 

La derrota del domingo a manos de Juntos por el Cambio tuvo que ver más con errores propios del oficialismo que mérito de la oposición.

Un oficialismo que a diferencia del Frente de Todos a nivel nacional optó por el silencio y evitar reconocer el resultado negativo. De hecho se canceló la conferencia de prensa que la noche del domingo iban a encabezar los precandidatos en Río Grande.

Las explicaciones desde ese sector llegaron al día siguiente de la mano del jefe de Gabinete Mario Daniele que relativizó el resultado y desafió a la oposición al preguntar: ¿Cómo harán ahora para poner a todas las vacas en el carrito?

La frase la utilizó Daniele para preguntarle públicamente a  Stefani como encolumnará a todo el frente de Juntos por el Cambio detrás de su candidatura.

Empiezan a correr ahora 60 días hasta las elecciones legislativas de noviembre. Más allá de los malos resultados del Frente de Todos a nivel nacional, el oficialismo fueguino sabe que en estas elecciones PASO también se plebicitan sus gestiones. Por ahora los resultados no son buenos.

Mira también
Cerrar
ChimangoNEWS!!! Te Interesa Suscribirte? NO SI
A %d blogueros les gusta esto: