Nacionales

Tiene dictamen del Senado el proyecto para correr las elecciones de este año

Con la venia del oficialismo y la oposición, se pasó a la firma el despacho en la Comisión de Asuntos Constitucionales, luego de la exposición del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

En un trámite veloz, la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, presidida por la santafesina María de los Ángeles Sacnun (FdT), pasó a la firma el dictamen del proyecto de ley para correr las elecciones legislativas de este año, de modo que las PASO se celebren el 12 de septiembre y los comicios generales el 14 de noviembre.

La reunión de este miércoles -realizada de manera remota- contó con la participación del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien destacó las negociaciones y los consensos alcanzados con los apoderados de los partidos políticos y los representantes de todos los bloques en la Cámara de Diputados, donde la iniciativa recibió media sanción la semana pasada.

El funcionario, acompañado por Patricia García Blanco -secretaria de Asuntos Políticos-, comenzó destacando que el año pasado se iniciaron “las licitaciones correspondientes” para “tener garantizadas las elecciones en 2021”.

Sobre “innovaciones en materia de transparencia”, De Pedro mencionó que “es la primera vez que en un proceso electoral la licitación internacional del recuento provisorio se hace con apertura a observaciones”, que fueron tanto de la justicia electoral como de partidos de la oposición y organizaciones no gubernamentales. Además, se consiguió “un costo un 25% menor en dólares al del año 2017”.

El ministro informó que, en conjunto con la justicia electoral, se diseñó “un protocolo de funcionamiento” para las elecciones en el marco de la pandemia y, como aspecto central, detalló que se aumentarán los establecimientos de votación de 15 mil a 19 mil.

“Eso permite cumplir con los protocolos que tienen que ver con el distanciamiento, con la ventilación”, sostuvo y reveló que se conversó con los gobernadores, para que éstos a su vez transmitan a los intendentes, la tarea de “conseguir establecimientos donde pueda circular el aire, y que tengan cualidades de infraestructura que hagan al mayor cuidado de la salud de los y las votantes”.

De Pedro también señaló que se repartirán kits sanitarios a todas las autoridades de mesa, y se está analizando establecer “una franja horaria para el voto de los mayores”, de modo que tengan prioridad.

El titular de la cartera del Interior insistió con el principal argumento del Gobierno para postergar las elecciones: “Nos permite ganar cinco semanas más para vacunar a los argentinos y argentinas”. “El calendario de vacunación todos sabemos que viene siendo exitoso y estamos dentro de los países que más vacunas recibió y administró. Por supuesto no es lo que nosotros quisiéramos, quisiéramos estar dentro de los cuatro países que ya vacunaron a gran parte de la población, pero estamos conformes y negociando para cada día tener más vacunas en el territorio nacional”, enfatizó.

Tras su exposición, el senador catamarqueño Dalmacio Mera (FdT) ponderó que se busca “garantizar el sufragio universal que es el principio de nuestro sistema democrático constitucional”, y el proyecto “respeta todos los extremos convencionales, constitucionales y legales”.

Por su parte, el neuquino Oscar Parrilli (FdT) consultó “si no han previsto modificar el horario de votación” de 7 a 19, de modo de “restringir la acumulación de personas”. De Pedro respondió que si bien esa fue una de las primeras propuestas que se acercaron a la Cámara Nacional Electoral, los jueces entendieron “que era mejor aumentar la cantidad de establecimientos para disminuir la concentración que ensanchar el horario, porque también hay un proceso previo y posterior, que es la logística para que se lleven las urnas y para el escrutinio después, con lo que se iba a hacer muy tarde para el resultado provisorio”.

Otro oficialista, el puntano Adolfo Rodríguez Saá (FdT) consideró al proyecto “muy oportuno ante una pandemia como la que nos aqueja”, y preguntó si hubo conversaciones con las provincias que tienen elecciones provinciales en otras fechas, para que se unifiquen los calendarios. “Sería muy positivo”, dijo.

El ministro aseguró que hay diálogo con esos distritos para que así sea, aunque “la única provincia que tiene impedimentos constitucionales es Corrientes”. “El resto ha manifestado la voluntad de que una vez que esté la fecha del calendario nacional, adherir”, afirmó, sobre los casos de Salta, Misiones y La Rioja.

Entonces, el senador jujeño Guillermo Snopek (FdT) le recordó que olvidó mencionar a su provincia, donde las elecciones provinciales tienen fecha para el 27 de junio. El oficialista habló de una “tensión del sistema de salud” y “fuerte demanda por el crecimiento de casos” en ese distrito, donde el año pasado “el gobernador y sus funcionarios se desplazaban por toda la provincia e introdujeron el virus por violar el decreto presidencial cruzando las fronteras”.

Al cruce le salió la senadora Silvia Giacoppo (UCR), quien defendió que “el adelantamiento de las elecciones fue hecho en el marco de lo que establecen las potestades del federalismo y la Carta Magna”. “Quiero darle la tranquilidad señor ministro de que la provincia de Jujuy está muy controlada”, expresó la radical jujeña y agregó que las elecciones locales cuentan “con la previsión de que si el virus tenía una aceleración podían ser suspendidas”.

En otro momento de la reunión, ante una consulta del puntano Claudio Poggi, De Pedro volvió a descartar la implementación de la boleta única de papel este año. Por un lado, remarcó que “no hay comprobación científica” en cuanto al contagio por el “manoseo de las boletas”, y “de cuánta gente” toca una boleta; además de que “se fue comprobando” que la transmisión del virus es principalmente “por el efecto del aire”.

Asimismo, el ministro subrayó que actualmente “no nos dan los plazos” para esa reforma, que “se tiene que dar en el marco del Congreso, por consenso y en un año que no sea electoral”. “En el marco de la pandemia y el año electoral es impracticable una reforma de fondo”, insistió.

Por último, la mendocina Anabel Fernández Sagasti (FdT) sostuvo que el proyecto “es propicio para cuidar la salud de los argentinos y argentinas, pero también para garantizar el pleno derecho político de nuestros ciudadanos y ciudadanas”. Y resaltó que “el ritmo de vacunación se está acelerando en todas las provincias”. “Sancionando esta ley vamos a estar a la altura de las circunstancias”, añadió la vicejefa de la bancada oficialista.

En tanto, la presidenta de la comisión, María de los Ángeles Sacnun, felicitó a De Pedro por “el diálogo político que ha establecido con los apoderados de los partidos y la construcción de consensos”.

El proyecto establece que las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) se realicen el 12 de septiembre -en vez del 8 de agosto-, y los comicios generales el 14 de noviembre -en lugar del 24 de octubre-.

En su artículo 6 indica que “la presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante el año calendario en curso en tanto regula un derecho público subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional”.

Con la finalidad de garantizar un tiempo suficiente para el escrutinio definitivo de las PASO, se propone reducir de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos. Asimismo, se pospone cinco días el inicio de la campaña electoral de las elecciones generales para que coincida con la proclamación; y la campaña comenzará 45 días antes de las elecciones generales, en lugar de 50.

ChimangoNEWS!!! Te Interesa Suscribirte? NO SI
A %d blogueros les gusta esto: