COVID19

Cómo recuperar el olfato después del coronavirus

Una de las consecuencias que sufren quienes padecieron coronavirus y se recuperaron es la pérdida de olfato, la anosmia. Se calcula que de los 144 millones de personas que se han contagiado hasta el momento en el mundo, un 60 por ciento registra disfunciones en el olfato y en un 10 por ciento hay síntomas persistentes. De allí que el entrenamiento olfativo sea una herramienta para volver a percibir olores.

Se trata de un tipo de terapia utilizada por los especialistas en desórdenes olfativos. El tratamiento no provoca efectos secundarios en quienes lo realizan, ni tampoco necesita prescripción médica. Se realiza en base a cuatro olores: el limón, la rosa, el eucalipto y el clavo, aunque los pacientes pueden optar por otros aromas.

El tratamiento consiste en colocar una gota de aceite esencial en una tira de prueba y luego oler cada uno de los aromas durante treinta segundos. No conviene hacerlo más tiempo porque el olfato tiende a la saturación cuando se percibe el mismo olor durante más cantidad de tiempo. El primer ciclo requiere tres sesiones diarias de cinco minutos cada una durante quince días. En el segundo ciclo, se hace dos veces por día, durante cuatro semanas. 

En los entrenamientos olfativos se suelen usar las cáscaras de naranja y limón, la nuez moscada, la menta, el eucalipto, el café molido, el coco y la canela. El propósito es estimular la regeneración de las neuronas especializadas, para recuperar la función olfativa. 

Estudios recientes sostienen que cada doce semanas debería variar la utilización de los cuatro olores, lo cual hace posible un mayor grado de recuperación del olfato. Otras investigaciones señalan, sin embargo, que los resultados son mejores cuantas más semanas se prolongue el tratamiento, por lo cual se recomienda avanzar aun si no hay una mejora inmediata. 

Se estima que el tratamiento completo puede llevar de seis a ocho semanas. La duración depende de si la pérdida de olfato es total o parcial. También, de la edad: los jóvenes son proclives a recuperarlo más rápido.

En los casos de anosmia causada por covid-19, los expertos indican que no se afectan las neuronas que envían señales olfativas al cerebro, sino las células de soporte que las rodean, que secretan los odoríferos que estimulan las neuronas y que, en caso de infección por coronavirus, tienen capacidad de regeneración. 

ChimangoNEWS!!! Te Interesa Suscribirte? NO SI
A %d blogueros les gusta esto: